Carta abierta a las mujeres argentinas | Ojo Paritario | Recurso

A pocos días de las elecciones generales a nivel nacional, Ojo Paritario promueve la adhesión a una «carta abierta a las mujeres argentinas».

Continuemos con la lucha transformadora por una sociedad mejor, más justa, soberana e igualitaria. 

Querida amiga, hermana, compañera:
Faltan muy pocos días para las elecciones generales donde elegiremos a quienes tendrán la responsabilidad de gobernar nuestro país por los próximos 4 años. Basado en el descontento por los problemas económicos de la vida cotidiana, un candidato a presidente caricaturesco acompañado de negacionistas y defensores de genocidas ha resultado el más votado en las elecciones primarias. Sus propuestas nos devuelven a un plan económico disfrazado de libertad, pero libertad para que se sigan enriqueciendo quienes más tienen.

Insisten con el remanido planteo de que es el Estado el responsable de todos los males que nos aquejan, un Estado que limita tu libertad. Impugnan adelantos científicos tan verificados como las vacunas que nos salvaron la vida a millones de argentinos y argentinas o las políticas que permitieron la supervivencia de empresas y de miles de puestos de trabajo vía pago de salarios con recursos públicos.
Estamos atravesando momentos muy duros. La inflación y la inseguridad son hoy nuestras mayores angustias. Somos las mujeres las que más perdemos en estas situaciones tan arduas. Pero si hay algo que sabemos es plantarnos antes las grandes dificultades. La historia argentina reciente está plagada de ejemplos de la fuerza colectiva que desplegamos en situaciones extremas o difíciles como estas.

Las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, con su lucha perseverante de Memoria, Verdad y Justicia; las militantes y dirigentas feministas de los partidos políticos; las Mujeres en Lucha que pusieron sus cuerpos en los 90 frente a los remates de campos; las piqueteras que cortaron las rutas con sus ollas cuando sus compañeros se quedaron sin trabajo y, durante la pandemia, las mujeres de los barrios más humildes que organizaron comedores y merenderos populares para alimentar y cuidar a las infancias, son ejemplos más que elocuentes para mostrarnos lo que somos capaces de hacer cuando todo parece derrumbarse a nuestro alrededor.

Desde los orígenes de las democracias modernas, las mujeres nos hemos organizado para construir sociedades más justas e igualitarias. En Argentina, nuestra lucha colectiva, constante y consecuente por la conquista del derecho al voto, la ley de cupo y una democracia paritaria, ha permitido que celebremos la primera elección en los 40 años de democracia con leyes de paridad de género para las listas legislativas en las elecciones nacionales y en 22 provincias.
Que hoy haya más mujeres candidatas a ocupar espacios en los distintos poderes del Estado, no es una concesión democrática sino un logro de la fuerza colectiva de las mujeres de todas las organizaciones políticas y sociales que no nos dejamos vencer.Aprendimos que la forma de avanzar hacia una sociedad mejor es siempre colectiva.
Cuando escuchamos hablar de “casta” para denostar a quienes trabajan en el Estado decimos que, si existe una “casta”, es la casta a la que hemos pertenecido históricamente las mujeres: la de las excluidas, la de las subordinadas, la de las recluidas al mundo privado. Por eso hoy, frente a los discursos misóginos contra toda idea de reivindicación de las mujeres, les decimos: Invisibles nunca más.
Te invitamos a no bajar los brazos y a sumar tu voto a la esperanza de un mejor gobierno, mirando y caminando hacia adelante exigiendo los derechos que aún nos quedan por conquistar.
Queremos invitarte a votar por un próximo gobierno que se comprometa a sostener un Estado presente garantizando derechos irrenunciables como son la salud y la educación públicas, el sistema nacional de jubilaciones y pensiones, el PAMI, Aerolíneas Argentinas, YPF y las políticas públicas para erradicar la violencia hacia las mujeres y los derechos de las y los trabajadores.

Es mucho lo que está en juego y las propuestas de demoler el Banco Central, eliminar la universidad pública, promover y legalizar la venta de órganos, la contaminación de los ríos, el indulto a los genocidas o el libre acceso a las armas no nos pueden resultar ajenas. Tampoco nos puede ser ajeno, que se sostenga que la violencia hacia las mujeres es un tema de la vida privada, que se eliminará la educación sexual integral o el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo. La vuelta al pasado y la eliminación de los derechos conquistados, son solo una de las caras de una moneda. Te invitamos a darla vuelta y mirar la cara más luminosa: la de la lucha transformadora por una sociedad mejor, más justa, soberana e igualitaria. Es ese camino, hacia adelante, el que juntas queremos seguir recorriendo.

Fuente: OJO PARITARIO (*)

>> Te invitamos a sumar tu firma a través de este formulario <<

* «Ojo Paritario es un espacio plural y transversal conformado por mujeres comprometidas con la igualdad sustantiva. Lo integran diversos partidos políticos, sectores académicos, profesionales y organizaciones de la sociedad civil que impulsan y promueven el fortalecimiento de una democracia paritaria.«

Nos das una mano?

Si te suscribís a esta lista podés colaborar para que nuestra App se publique en el Play Store de Android.

¡No hacemos spam! Y la App no tendrá publicidad.
Leé nuestra política de privacidad para obtener más información.

Scroll al inicio
Continue in browser
Para instalar, toque Add to Home Screen
Add to Home Screen
ATE diversa
Instalá nuestra aplicación web. No ocupará espacio en tu teléfono.
Instalar
Instalar
La instalación casi no utiliza almacenamiento y proporciona una forma rápida de llegar al contenido.
Instalar
Add ATE diversa to Home Screen
Close

For an optimized experience on mobile, add ATE diversa shortcut to your mobile device's home screen

1) Presione el botón compartir en la barra de menú de su navegador
2) Presione 'Agregar a la pantalla de inicio'.
ATE diversa ¿Querrías recibir notificaciones de las últimas publicaciones?
Descartar
Permitir notificaciones