Saltar al contenido Skip to sidebar Saltar al pie de página

Lenguaje no sexista | Consejo Universitario Nacional 2021 | Guía

En diciembre de 2018 se sancionó la Ley N°27.499, conocida  como Ley Micaela, a la que el Consejo Interuniversitario Nacio nal (CIN) adhirió en el Plenario de Rectoras y Rectores en abril  de 2019 (Ac. Pl. N° 1076/19). Esta normativa prevé capacitación  obligatoria en perspectiva de género para el funcionariado  público de todos los poderes del Estado. En esa línea, el CIN  comenzó en 2020 las acciones que propone la ley con un curso  para sus trabajadoras, trabajadores y autoridades, cuyo objetivo  fue instruir en cuestiones relacionadas con género y violencia  contra las mujeres. 

Entre las principales conclusiones que se desprendieron de  esos talleres se ubicó la necesidad de una guía que permita  organizar los discursos que el CIN emite desde una perspectiva  no sexista. La Red Interuniversitaria por la Igualdad de Género y  Contra las Violencias (RUGE) del Consejo, organización respon sable de ese espacio de aprendizaje, propuso que el Departa mento de Prensa y Comunicación Institucional tomara la posta  de esa demanda y elaborará la guía que aquí se expone. 

El presente manual es solo un boceto inicial que se plantea  como una propuesta para unificar los modos de enunciación  de las comunicaciones que el CIN emite hacia los sujetos in terlocutores de otros organismo y hacia sus propios equipos  de trabajo. A partir de su lectura, se espera que surjan futuras  perspectivas que incorporen nuevos modelos de entender una  comunicación todavía más inclusiva. 

Las instituciones universitarias miembros son bienvenidas a  reconocer, también, este escrito como guía. En el mismo senti do, el CIN se pronuncia con el respeto que corresponde para las  propuestas de manuales que algunas hayan aprobado.  

Departamento de Prensa y Comunicación Institucional 

Guía para un lenguaje no sexista en el Consejo Interuniversitario Nacional 

El lenguaje no sexista corresponde a un tipo de expresión que  apunta a revertir una situación discriminatoria y de ocultamien to de la mujer debido a su forma, es decir, a las palabras o a las  estructuras elegidas.  

El lenguaje ha sido uno de los medios de control y dominio que  ha sometido y velado a las mujeres en los discursos, sus prác ticas y su historia. El uso del masculino genérico produce am bigüedades y confusiones que pueden dar lugar a una posición  de subordinación o devaluación semántica de lo femenino y,  además, produce determinados efectos en la distribución his tórica de los roles y las relaciones entre varones y mujeres en la  sociedad.  

Las palabras de la lengua española pueden discriminar en la  medida que excluyen de la representación lingüística al género  femenino. La utilización de un lenguaje no sexista implica evitar  la ambigüedad de ciertos mensajes y pone de manifiesto la pre sencia de la mujer en el discurso del lenguaje. 

Diversas casas de estudios miembros del Consejo Interuniver sitario Nacional (CIN) editaron en los últimos años manuales  con base en las discusiones y propuestas de sus propios conse jos superiores. Destacamos la idea del reconocimiento de una  lengua inclusiva que se representa en diversos puntos del país.  La propuesta de esta guía no es, por lo tanto, final o definitiva,  sino un primer paso hacia la visibilidad de identidades femeni nas que, esperamos, se irá nutriendo con futuros aportes, en el  reconocimiento de próximos debates. 

El tipo de lenguaje que se use no es inocente. Un lenguaje que  toma como norma y medida de la humanidad solo a una par te de ella (lo masculino) ayuda a que persista en el imaginario  colectivo la percepción de que las mujeres son subsidiarias, 

secundarias y prescindibles. Un lenguaje no excluyente permi te crear referentes femeninos porque visibiliza a las mujeres,  nombra correctamente tanto a varones como a mujeres, rompe  estereotipos y neutraliza los prejuicios sexistas que afectan a  unos y a otras. 

Principales ejemplos de esta guía 

• Evitar la utilización de la expresión “la mujer” para referirse a  las mujeres. Las mujeres no son parte de un grupo homogé neo, no conforman un colectivo. 

• Evitar el uso de tratamientos de cortesía innecesarios. En el  caso de incluirlos por conocer las personas destinatarias, se  utilizarán los siguientes: “señor” para varones y “señora” para  mujeres. Nunca se emplearán nombramientos que impliquen  relaciones de dependencia o subordinación. 

• El uso innecesario o abusivo del masculino genérico es un  obstáculo a la igualdad real entre varones y mujeres porque  oculta a las figuras femeninas y produce ambigüedad. Se  evitará su utilización en los textos y documentos del CIN. 

• Se propone utilizar profesiones y diferentes formas de tra bajo en femenino cuando corresponda: presidenta, doctora,  licenciada, profesora, etc. Se utilizarán, siempre que sea posi ble, las denominaciones de cargos, profesiones y titulaciones  en femenino, mediante el morfema de género o el artículo.  Cuando su uso se haga en plural, se evitará la utilización del  genérico masculino. 

• En los casos en los que el texto se refiera a quien posee la  titularidad de una entidad, área o institución, el lenguaje se  adecuará al masculino o al femenino en función de si se trata  de uno u otro género. En caso de desconocer el género del  interlocutor o interlocutora, se deberá evitar la referencia. 

• Los documentos deben expresar fórmulas que nombren  específicamente a las identidades femeninas cuando se co noce su género. Cuando se desconoce quién será la persona  destinataria, se usarán fórmulas que engloben a ambos gé neros y se evitará el uso del masculino genérico por defecto. 

• El uso de dobletes mediante barras queda limitado a los  formularios de carácter abierto y a determinados encabe zamientos, como las notas formales dirigidas a un grupo  amplio. Se deberá evitar el Sr./Sra. cuando no es necesaria la  indicación de géneros. 

• No podrá utilizarse, en ningún documento, el arroba @ como  forma de enunciación de la unificación de géneros, porque  no es un signo lingüístico y no permite su lectura. Para supe rar los problemas de pronunciación, la letra “E” (“todes”) suele  aparecer como forma de representar identidades sexoge néricas que incluyen, también, al masculino. Aunque en las  comunicaciones del CIN esto no debiera incluirse, se recono ce y respeta que su uso responde a las normas establecidas  en diversas casas de altos estudios.

Algunas formulaciones alternativas cuando pare ciera indispensable utilizar adjetivos o sustanti vos con marcas genéricas específicas 

a. Sustantivos abstractos 

Son aquellos que denominan cualidades, sentimientos, emocio nes, instituciones (secretaría, presidencia, inspección, auditoría,  minoridad, estrechez…). 

En algunos contextos resulta muy útil la sustitución si se desco noce el sexo del nombre con el que se designa a la persona que  desempeña un cargo o profesión (presidente, relator, secreta rio…). Es conveniente aludir al puesto que ocupa, a la titulación  que posee o la institución a la que representa (presidencia,  relatoría, secretaría): 

El presidente indicará al secretario el trámite que ha de seguirse. La presidencia indicará a la secretaría el trámite que ha de se guirse. 

b. Sustantivos colectivos 

Son aquellos que en singular aluden a un grupo de personas  con independencia de su sexo (personal, juventud, equipo, fun cionariado): 

Requisitos para trabajadores extranjeros. 

Requisitos para personal extranjero. 

Las relaciones multilaterales benefician a los jóvenes y a los  ciudadanos en general. 

Las relaciones multilaterales benefician a la juventud y a la ciu dadanía en general. 

c. Sustantivos epicenos 

Son aquellos que designan indistintamente a seres de uno u  otro sexo, con independencia de que su género gramatical sea  masculino o femenino (persona, víctima, criatura, personaje,  ser):

Los que estén interesados en presentar un examen desde el ex tranjero deberán presentar los siguientes documentos… Las personas interesadas en presentar un examen desde el ex tranjero deberán presentar los siguientes documentos… 

d. Perífrasis 

Constituyen rodeos de palabras que pueden reemplazar a un  sustantivo cuando no disponemos de palabra neutras que alu dan globalmente a hombres y a mujeres (comunidad migrante,  equipo de trabajo, grupo de intercambio, público interesado…). 

Estas construcciones no recargan el texto y, a diferencia de los  desdoblamientos, pasan desapercibidas: 

Los rectores se agrupan para el trabajo en comisiones. Las autoridades superiores se agrupan para el trabajo en comi siones. 

Los miembros designados tendrán a su cargo las tareas prima rias. 

El equipo de trabajo designado tendrá a su cargo las tareas  primarias. 

En los textos administrativos resultan de gran utilidad las perí frasis que se forman con el sustantivo colectivo personal y con  el sustantivo epiceno persona: 

d.I) Personal 

Personal médico 

Personal contratado 

Personal asalariado 

Personal laboral 

Personal directivo 

Personal formador 

Personal docente  

Personal investigador 

Personal administrativo

d.II) Personas 

Personas discapacitadas 

Personas asociadas 

Personas afiliadas 

Personas inmigrantes 

Personas expertas 

Personas interesadas 

Personas matriculadas 

Personas mayores 

Personas de la tercera edad 

e. Aposiciones 

Son sustantivos modificatorios de otros sustantivos que ayudan  a explicitar un concepto o idea. 

Las aposiciones o aclaraciones, además de visualizar de forma  específica a las mujeres, eluden las engorrosas redacciones que,  a veces, provocan el uso de los desdoblamientos o el empleo de  las barras: 

El objetivo es promocionar a todos los comerciantes. El objetivo es promocionar a todos los comerciantes, tanto mu jeres como hombres. 

f. Desdoblamientos 

Son duplicaciones del sustantivo en ambas formas del género.  Los desdoblamientos o duplicaciones (chicas y chicos, alumnos  y alumnas) tienen la ventaja de hacer visibles a las mujeres y la  desventaja de ser muy repetitivos y lentificar mucho el discurso.  

Es un recurso que ofrece la lengua castellana, está documenta do desde hace siglos en textos literarios prestigiosos y lo utiliza  el propio diccionario académico de la lengua en muchas de sus  entradas. 

El empleo del desdoblamiento debe hacerse con mesura, debi do a las cuestiones estilísticas que plantea, y solo si no existe otra opción: 

Los funcionarios y las funcionarias podrán recurrir a las oficinas  centrales a partir del próximo trimestre. 

El funcionariado podrá recurrir a las oficinas centrales a partir  del próximo trimestre. 

Hay dos situaciones en las que los desdoblamientos resultan  especialmente útiles: 

f.I) En ciertos usos vocativos en los que se interpreta como  señal de cortesía; como el comienzo de un discurso o de una  conferencia (señoras y señores, amigas y amigos) o el encabe zamiento de una carta o correo electrónico (estimado señor,  estimada señora), etc. Se aceptará, por tanto, el uso de estimada  rectora o estimado rector si el motivo de la comunicación lo  amerita y se conoce específicamente la persona destinataria de  la comunicación. Para el caso de dirigir una nota hacia un colec tivo de personas, se deberá evitar el genérico masculino y optar  por alternativas: 

Estimados miembros del CIN. 

Estimadas autoridades superiores. 

f.II) Cuando se trata de cargos, profesiones u oficios tradicional mente ocupados por hombres o por mujeres, el uso del desdo blamiento ayuda a romper la asociación estereotipada de esa  situación con un sexo concreto: 

La función principal del embajador o de la embajadora es repre sentar a su país.  

Se convocan dos plazas de limpiador o limpiadora. Se ofrecen puestos de cuidador o cuidadora. 

En el caso de usar los desdoblamientos conviene alternar el  orden y no situar siempre en primer lugar el término masculino,  como suele ser frecuente. Con ello se evita consolidar la idea de priorizar a un sexo sobre otro.  

g. Palabras sin marca de género 

Son aquellas palabras que carecen de marca de género y no se  asocian a ningún sexo. 

g.I) Sustantivos comunes en cuanto al género Son aquellos que poseen una única terminación para los dos  géneros gramaticales (cónyuge, consorte, periodista, especialis ta, agente, estudiante, miembro). En aquellos contextos en que  es posible suprimir el determinante (el, la, los, las, etc.), el uso  de estos sustantivos resulta muy útil, ya que no se especifica el  sexo de la persona o personas referentes: 

La comunidad universitaria tiene aproximadamente dos millo nes de estudiantes en el sistema público. 

Especialistas en la materia han tomado la posta en la solución  del problema. 

Este procedimiento resulta especialmente apropiado en el pie  de firma de documentos, impresos o formularios, ya que puede  evitar el uso del masculino genérico o de las barras: 

El representante → El/la representante → Representante El solicitante → El/la solicitante → Solicitante 

El titular → El/la titular → Titular 

Lo saludo cordialmente → Lo/la saludo cordialmente → Saludos  cordiales 

g.II) Adjetivos con una única terminación 

En las negociaciones intervendrán distintos participantes. Di chos agentes serán especialistas en mediación. 

En las negociaciones intervendrán diferentes participantes. Tales  agentes serán especialistas en mediación.

g.III) Pronombres sin marca de género (quien/quienes,  alguien, nadie) 

Los que presenten la documentación correspondiente accede rán al arancel diferenciado. 

Quienes presenten la documentación correspondiente accede rán al arancel diferenciado. 

Se dictarán capacitaciones dirigidas a aquellos que trabajen en  atención al público. 

Se dictarán capacitaciones dirigidas a quienes trabajen en aten ción al público. 

La solicitud debe ser presentada por el interesado. La solicitud debe ser presentada por quien tenga interés. ¿Alguno quiere asumir la carga de acarrear los fardos?  ¿Alguien quiere asumir la carga de acarrear los fardos? ¿Ninguno presenta lesiones en el cuerpo? 

¿Nadie presenta lesiones en el cuerpo? 

g.IV) Determinantes sin marca de género (cada, cualquier,  su/sus) 

Todo/el extranjero deberá presentar su documento de identidad. Cada persona extranjera deberá presentar su documento de  identidad. 

Todo representante tendrá un trato preferencial. 

Cualquier representante tendrá un trato preferencial 

h. Estructuras con se  

Las estructuras con se (se solicitará, se adjudicará, se controla rá, se exigirá, se requerirá, etc.) pueden evitar muchos sujetos  construidos en masculino genérico: 

Cuando el interesado solicite información. 

Cuando se solicite información. 

El pasajero descenderá del vehículo para hacer la inspección. Se deberá descender del vehículo para hacer la inspección. Para solicitar exenciones impositivas, el interesado puede ac ceder a la información que es distribuida mensualmente en los  boletines.

Para solicitar exenciones impositivas, se puede acceder a la  información que es distribuida mensualmente en los boletines. 

i. Expresiones sinonímicas 

Son aquellas expresiones que, sin utilizar el masculino genérico,  aportan el mismo significado: 

El 90 % votó a favor, los otros/los demás se abstuvieron. El 90 % votó a favor, el resto se abstuvo. 

Hay que respetar los derechos de los demás/de los otros. Hay que respetar los derechos ajenos. 

Los restantes referentes. 

El resto de referentes. 

Te animamos a participar como candidato. 

Te animamos a presentar tu candidatura. 

Es por todos sabido. 

Es harto sabido. 

i.I) Es posible sustituir muchas estructuras formadas por verbo  copulativo o perífrasis verbales que se acompañan de comple mentos en género masculino, por otras sin marca de género: 

Para ser miembro se requiere… 

Para obtener una membresía se requiere… 

Están exentos del pago de impuesto los asilados y los pertene cientes a asociaciones de utilidad pública.  

Tienen exención del pago de impuesto quienes gocen de asilo y  quienes pertenezcan a asociaciones de utilidad pública. 

i.II) Algunos adjetivos masculinos pueden sustituirse por una  preposición seguida de un sustantivo que evita aludir al sexo de  la persona referente: 

habilitado → con habilitación 

titulado → con titulación 

adoptado → en adopción 

afiliado → con filiación

calificado → con calificación 

autorizado → con autorización 

indocumentado → sin documentación 

Podrán votar como miembros del Consejo los rectores de insti tuciones normalizadas. 

Podrán votar como miembros del Consejo luego de la normaliza ción de las instituciones. 

j. Elisión de masculinos innecesarios 

Las redacciones pueden simplificarse al omitir masculinos inne cesarios: 

Este comunicado está dirigido a todos los deportistas jóvenes  de nuestros países. 

Este comunicado está dirigido a la comunidad deportiva joven  de nuestros países. 

Los saludos que dan comienzo a los actos oficiales o a las reu niones aluden con frecuencia al público en género gramatical  masculino, lo que también puede y debe evitarse: 

Buenas tardes a todos, rogamos estén atentos. 

Buenas tardes, rogamos su atención. 

La forma “nosotros” del denominado plural de modestia, bastan te frecuente en el discurso político y en las resoluciones, puede  eliminarse, puesto que mediante la desinencia verbal respectiva  ya se conoce que se trata de una primera persona del plural: 

Nosotros proponemos la inclusión de la perspectiva de género  en los textos oficiales. 

Proponemos la inclusión de la perspectiva de género en los tex tos oficiales. 

También, puede omitirse en gran número de ocasiones la pala bra usuario que aparece en la documentación administrativa:

Cuando el usuario abone las tasas, recibirá la certificación soli citada. 

Al abonar las tasas, se recibirá la certificación solicitada. Si el usuario realiza el reclamo en los primeros cinco días, recibi rá la respuesta en el plazo de un mes. 

Si se realiza el reclamo en los primeros cinco días, se recibirá la  respuesta en el plazo de un mes. 

La apelación directa que utiliza verbos en imperativo o las for mas usted/ustedes sirve para evitar atribuir un sexo a la persona  a la que se dirige: 

Hacete socio y colaborá con nuestro proyecto. 

Asociate y colaborá con nuestro proyecto. 

Hágase suscriptor de la revista del CIN. 

Suscríbase a la revista del CIN. 

k. Barras  

Un recurso frecuente es el uso de la barra (/) para separar las  terminaciones al final de palabra para señalar el género mascu lino y el femenino. Esta modalidad tiene el inconveniente de que  afea el texto y dificulta su lectura. Por ello, solo debe utilizarse  en impresos y otros textos esquemáticos (tablas, listas, gráficos)  cuya finalidad es ser rellenados. 

También, son útiles en el encabezamiento de las cartas y co rreos electrónicos (Queridos/as amigos/as). 

En los impresos, siempre que se pueda, es mejor optar por  soluciones sin variación de género como las que se proponen a  continuación: 

Sr./Sra.: → Nombre y apellidos: 

Nacido/a en: → Lugar de nacimiento: 

Domiciliado/a en: → Domicilio: 

Originario/a de: → País de origen:

Uno de los problemas más usuales que afecta al uso de las  barras es la falta de sistematicidad, que hace que aparezca en  algunos casos y se olvide en otros. Esto crea problemas a la  hora de interpretar el texto. Además, hay que saber usarlas de  modo correcto: 

• La barra se escribe siempre sin espacio de separación previo  ni posterior y puede ser sustituida por los paréntesis: Querido(a)  amigo(a). 

• Cuando la forma femenina no presenta variaciones gráficas  respecto de la masculina, aquella se forma con la última vocal:  presidente/a, compañero/a. 

• Cuando la forma femenina presenta variaciones gráficas res pecto de la forma masculina y se forma con todas las letras que  hay a partir de la vocal tónica: alcalde/esa. 

• Cuando la barra afecta a una contracción debe emplearse de  modo correcto: Datos del/de la destinatario/a.

Bibliografía 

– Guía para el uso de un lenguaje no sexista e igualitario. Hono 

rable Cámara de Diputados de la Nación (2019). 

Ley de identidad de género N° 26.743. Argentina. 

Ley Micaela N° 27.499. Argentina. 

– (Re) Nombrar Guía para una comunicación con perspecti 

va de género. Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad  

(2020).

editado por Departamento de Prensa y  Comunicación Institucional 

Consejo Universitario Nacional 

marzo 2021 

con el apoyo de cin.edu.ar |

Descargar PDF

San Lorenzo 1879

Rosario, Santa Fe

0341 4257614

Departamento de Mujeres, Generos y Diversidad

Programa de Igualdad Sindical de Oportunidades

Biblioteca Digital con Perspectiva de Género y Diversidad Sexual para el Ámbito Sindical

ATEdiversa © 2021.

Minimum 4 characters